¿QUÉ VEMOS LOS ENTREVISTADORES?

“¡Qué nervios! Me han llamado de la empresa a la que envié mi CV y mañana tengo una entrevista…”

“¿Qué tal tu entrevista? ¿cómo ha ido todo? Seguro que te cogen…”

Estas dos reflexiones son las más recurrentes en el antes y el después de una entrevista de trabajo. La primera la hacemos nosotros mismos y la segunda nos la suele hacer alguien cercano como un amigo, un padre o tu pareja…, pero lo cierto es que ni el amigo, ni el padre ni la pareja (ni por supuesto nosotros mismos), tenemos casi nunca la certeza de cómo ha salido la entrevista, porque no solemos saber qué piensa de esa conversación el otro lado de tan esperado evento.

En FARMATALENT creemos que ver ambos puntos de vista ayuda considerablemente al candidato a la hora de afrontar esta importante cita laboral, y sobre todo a la hora de afrontarla con la máxima tranquilidad posible y poder así demostrar todo lo que se vale, evitando que los nervios jueguen una mala pasada.

Por ello, queremos daros dos rápidas pautas de qué vemos los entrevistadores desde este lado de la barrera: ¿En qué pensamos los de Recursos Humanos cuando hacemos una entrevista?

1-La entrevista telefónica suele ser la primera toma de contacto con el candidato. La aprovechamos para asegurarnos de que realmente está interesado en el puesto para el que le queremos ver y cumple las principales características que necesitamos. Sin entrar en mayores detalles, ya hemos dado el primer paso de la selección.

2-La entrevista personal nos permite ver más allá de lo que el papel de un CV puede sostener.

En ella tratamos de aclarar información relativa a la parte técnica del empleado (como unos determinados conocimientos o un idioma…); y la parte subjetiva de la persona, valga la redundancia, relativa a las aCtitudes -con C-, la motivación por el puesto o la inteligencia emocional.

En contra de lo que mucha gente piensa, y salvo determinadas excepciones, esta segunda parte subjetiva es la que más nos cuesta ver a los entrevistadores y la más complicada de defender por parte del candidato y, por ende, la más valorada por las empresas.

Uno puede aprender a hacer raíces cuadradas si se le quiere enseñar y de verdad tiene aCtitud para aprenderlo; pero el mismísimo Einstein tendría problemas para aprender a sumar si de verdad no tuviera interés en hacerlo.

En este diálogo cara a cara los entrevistadores tratamos de observar con naturalidad tanto el lenguaje verbal como el corporal: expresiones, gestos, postura en la silla… En definitiva cualquier detalle que afecte o influya en la comunicación.

Por otro lado, no te sorprendas cuando los entrevistadores te hablemos con firmeza de cosas que han ocurrido en tu pasado como si te conociéramos de toda la vida, pues parte de nuestro trabajo es ir a esa conversación con “nuestros deberes hechos”, habiéndonos preparado detalladamente esa entrevista y sabiendo lo que nos vamos a encontrar.

[→ Inciso a este respecto: un candidato nunca debe ir a una entrevista sin saber con quién se va a ver las caras ni las directrices principales de la empresa… Hoy en día, con san Google, esa labor de investigación previa se facilita considerablemente  así que, por favor, ¡nada de ir en blanco! Unos “clicks” previos pueden ser de gran ayuda].

Por último, un consejo extra de lo que vemos los entrevistadores: del mismo modo que nosotros mostramos una actitud de escucha activa, nos encanta que también nuestro candidato nos la muestre a nosotros.

Tanto si te parece importante como si no para el puesto de trabajo que estamos tratando, ¡muestra actitud activa de escucha! Y dánoslo a entender a la persona con la que hablas. Pueden ser extremadamente amables unos simple gestos de tu cabeza asintiendo o breves expresiones que se intercalan en la conversación del tipo  “entiendo”, “perfecto”, “de acuerdo”… Hará el ambiente mucho más cómodo para ambas partes y eso influirá, seguro, de forma positiva en la imagen final que nos hagamos de nuestro candidato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *